Columnas

Un proceso de transformación digital exitoso, comienza desde la evaluación de la plataforma de TIC

Un proceso de transformación digital exitoso, comienza desde la evaluación de la plataforma de TIC

Según datos de Oxford Economics, un 84% de los clientes identifican los procesos de Transformación Digital (TD) como críticos para sus organizaciones, sin embargo, sólo un 15% dispone de una red preparada para enfrentar de manera eficiente estos procesos.

IDC, por su parte, cuenta con estudios que señalan que las fallas en infraestructura de TIC representan un costo de 100.000 USD por hora en promedio.

Por esto, en países desarrollados como EEUU, se han establecido prácticas donde es clave mantener la red de comunicaciones con visibilidad correcta, (bajo un modelo de lifecycle management), protegiendo y optimizando -cuando corresponda- el legacy existente, y por sobre todo, manteniendo las vulnerabilidades bajo control. Este modelo de gestión permite mejorar la eficiencia operacional, reduciendo riesgo y resolviendo los problemas de red de manera más ágil aproximadamente un 80% más rápido. Esto permite integrar un esquema de valor para el cliente, tomando acciones con las alertas que se van identificando de forma contínua. La premisa es – entonces – comenzar con una correcta identificación del parque de activos de la red, para luego exponer las acciones correctivas prioritarias a realizar, en relación a los objetivos de negocio del cliente.

Las organizaciones requieren cada vez más especialización en el funcionamiento de las redes, con el objetivo de hacer más simple y confiable la experiencia para el usuario final. Esto requiere una arquitectura TIC adecuada (flexible y robusta a la vez) y dispositivos de red capaces de soportar los miles de dispositivos que se conectan, para que el usuario tenga una experiencia de uso idealmente amigable, eficiente, rápida y por sobre todo, segura.

En este escenario, el usuario final muy pocas veces se entera de que la red sufre ataques constantes – tanto internos como externos – o que el transporte de sus datos están expuestos a vulnerabilidades de la infraestructura, o bien que la red a la que se conecta tiene equipamiento antiguo que es incapaz de dar un servicio de alta velocidad y con riesgos no controlados. Por esto, la industria hoy se focaliza en el realizar los procesos de transformación digital con el apoyo de proveedores especializados, lo que permite ir superando etapas para ir creciendo de acuerdo a las prioridades en la estrategia digital del cliente. El objetivo primordial es que todo lo que se pueda conectar a Internet se conecte, que lo que se haga sentido automatizar se automatice, que los sistemas tengan capacidad de analizar la big data, pero siempre protegiendo la seguridad de los datos end to end.

Los proveedores de TI creemos que la mejor práctica en los procesos de TD es poner la tecnología al servicio del cliente, de manera que ésta pueda alinearse con sus necesidades de negocio.

Para ello, se sugiere iniciar el proceso con una conversación para entender los objetivos y estrategia del cliente, para luego comenzar a desplegar un levantamiento de la base instalada y evaluar la criticidad para el negocio de cada dispositivo o tramo identificado. Con ello, al final del proceso, tendremos una serie de recomendaciones y sugerencias para que el cliente pueda emprender las acciones recomendadas en el ámbito de seguridad, lifecycle & asset management y protección de activos.

Para lograr procesos de TD eficientes, que protejan las inversiones en TIC de las organizaciones, nos proponemos asesorar a tener la visibilidad adecuada, que permita establecer cursos de acción y prioridades para enfrentar un proceso de transformación que esté alineado con sus objetivos de negocio.