Reportaje

La inteligencia artificial se instala en las empresas chilenas

La inteligencia artificial se instala en las empresas chilenas

La inteligencia artificial llegó para quedarse. Lo que años atrás era visto como un término lejano y experimental, hoy se ha convertido en una tendencia que está siendo muy apreciada por el mundo empresarial.

En el estudio Technology Vision 2019 de Accenture, que encuestó a 6.672 ejecutivos de TI y negocios para conocer su avance en tecnologías emergentes, se determinó que la adopción de inteligencia artificial (IA) entre las empresas chilenas está más avanzada que en las compañías globales. En el estudio, 46% de los ejecutivos chilenos encuestados dice que su organización ha adoptado IA, ya sea a través de unidades múltiples de negocio o en un área, mientras 29% afirma lo mismo a nivel global.

La investigación reveló también que el 51% de los ejecutivos chilenos dice que usará de forma rutinaria IA dentro de dos años para reclutamiento y contratación, mientras 48% lo hará para retención de talento y fidelización y para entrenamiento y capacitación. Además, 26% de los ejecutivos chilenos señala que en los últimos tres años entre un 20 y 40% de su fuerza laboral ha cambiado de roles por el impacto de la tecnología.

Para Juan Aristizábal, gerente regional End User Support de SONDA, la IA va a cambiar radicalmente la vida de las personas y organizaciones, tal como ocurrió con la electricidad. Y los beneficios estarán directamente relacionados con los objetivos que se planteen las empresas en su implementación. “Las aplicaciones de IA son diversas y creo que aún vamos a ser testigos de un crecimiento exponencial de las posibilidades que existen en todos los mercados y sus beneficios para la empresas, empleados, clientes y población. Sin embargo, como en todo cambio, las empresas se deben preparar internamente para el nuevo desafío. A mi juicio, no se deben adquirir soluciones de IA a la ligera, se requiere de una gran transformación del negocio en paralelo, que debe ir acompañada de una excelente gestión del cambio de lo manual a lo digital”.

A juicio de Felipe Stutz, director de soluciones para Latinoamérica de Orange Business Services, estamos rodeados de tendencias tecnológicas por todos lados. La inteligencia artificial, internet de las cosas (IoT), big data y blockchain, entre otras, ocupan un espacio continuo no solo en los medios, sino también dentro de las organizaciones. “Incluso quienes se interesan poco por la innovación, muy probablemente ya escucharon esos términos. Se habla poco, sin embargo, de la aplicabilidad de todas estas tecnologías potencialmente innovadoras a los negocios, en general rotulados bajo el paraguas de transformación digital. Frente a tanta euforia, tal vez sea necesario recordar lo obvio: la digitalización tiene poca relación con la tecnología y mucha con un cambio de mindset, o sea, de pensar y actuar sobre los procesos de negocio. El uso de la IA en los negocios contribuye a potenciar diversas áreas como atención al cliente, finanzas, ventas y marketing, administración y procesos técnicos en diversos sectores”, advierte.

Los expertos concuerdan en que el uso de la IA ayuda a potenciar la productividad y estimular el rendimiento de los trabajadores. Y se produce también una mejora en la calidad de vida de los funcionarios, ya que dejan de realizar labores mecanizadas que son agotadoras, mientras que al interior de las compañías se pueden diseñar estrategias de fidelización y obtener un mejor conocimiento de los clientes. “La gran cantidad de datos que nos provee la IA, y sus distintas aplicaciones, no únicamente permiten gestionar y administrar un gran volumen de clientes, sino también de los productos que se le son ofrecidos, conociendo en profundidad los detalles de dichos artículos. La IA permitirá simplificar todos los procesos de control y gestión de los datos para brindar información relevante en tiempo real. De hecho, los expertos en recursos humanos creen que las nuevas tecnologías basadas en IA no van a aumentar el desempleo, ya que los trabajadores deberán actualizarse, porque desaparecerán algunas ocupaciones y surgirán otras”, dice Rodrigo Acevedo, gerente general de Entersoft.

En esta línea, Alex Cabrera, gerente general de Prevsis, indica que para las empresas se trata de, principalmente, aumentar la eficacia en actividades recurrentes, así como automatizar algunos procesos y el apoyo a estos a través de una mejora en la toma de decisiones. Así la tecnología podrá apoyar a evaluar de manera integral la información, tomando en cuenta múltiples variables internas y externas, basándose en la experiencia adecuada, disminuyendo tiempo y costos, y mejorando el rendimiento.

Uno de los mayores desafíos que enfrentan las compañías de cara a la transformación digital tiene que ver con sus datos. En este sentido, lo ideal es que las empresas utilicen servicios que les permitan aplicar la IA y así trabajar sobre esos datos, generando adaptación y cambios en los mismos. Esto beneficia a los clientes, ya que les permite hacer análisis de analítica, disminuir riesgos, prevenir fraudes, y optimizar el retorno para las compañías.

“Al combinar Business Intelligence y Business Analytics las compañías adquieren la capacidad de analizar información en distintos aspectos, proyectar información, optimizar sus procesos, aumentar su retorno y disminuir costos de manera tal que se cumplan sus objetivos de negocio. Por ejemplo, la analítica de negocios, en particular, tiene la capacidad de procesar información y democratizar los resultados de manera que las organizaciones puedan tomar toda la data que deseen para el análisis de sus clientes, proveedores, industria, entre otros. En términos generales de las empresas, la inteligencia artificial les permite entender el rango dentro del cual pueden trabajar, las amenazas a las que están expuestas y también aumentar las utilidades”, explica Ignacia Guell, Customer Advisory en SAS Chile.

Por su parte, David Iacobucci, director de Ventas de CenturyLink en Chile, manifiesta que dada la velocidad del cambio, el contexto global al que están expuestas las empresas y a la necesidad de tomar mejores decisiones, en menor tiempo, la aplicación de IA, viene a cubrir la becha existente entre las capacidades humanas y las requeridas por el contexto: “Evidentemente, el uso de cada vez más información y la evaluación de múltiples escenarios permiten a las organizaciones soportar la toma de decisiones a la vez que generan nuevos conocimientos. También se soporta el análisis de las decisiones tomadas en el pasado, buscando conocer resultados alternativos en función de la nueva información disponible. Ciertamente es muy difícil abarcar todas las posibles aristas donde la aplicación de IA puede soportar los procesos organizacionales, pero este puede ser un ejemplo que ayude a comprender”.

Aplicaciones de la IA y lo que nos depara el futuro

Actualmente, muchas compañías se encuentran desarrollando soluciones en las cuales la inteligencia artificial realiza un proceso difícil o tedioso para un humano, como es el caso de la automatización, pero la capacidad de disrupción de la IA va más allá, hasta el punto donde tenemos que volver a imaginar procesos.

Fernando Sinagra, director ejecutivo de Accenture y líder de Intelligent Engineering Services Sudamérica Hispana, explica que “en áreas de servicio al cliente, los asistentes virtuales están logrando cada vez más fluidez, pudiendo mantener conversaciones con contexto, lo que ayuda a dar un mejor servicio a los clientes. En tareas de manufactura, los robots físicos cobran relevancia, aumentando la seguridad de los trabajadores, entregando también flexibilidad y adaptabilidad a los procesos fabriles. Adicionalmente, la capacidad de adelantarse a posibles fallas de equipamiento en base a información de sensores habilita la opción de desarrollar tareas de mantenimiento inteligentes, disminuyendo costos y aumentando la vida útil de las maquinarias. Los nuevos procesos van a requerir nuevas habilidades, o skills, de trabajo que se adapten a esta colaboración, por lo que el panorama laboral en el futuro podría ser muy distinto de lo que vemos actualmente. Por ese motivo es importante preparar desde ya los talentos que se requieran para la fuerza de trabajo del futuro”.

Toda área de la organización es susceptible de verse apoyada por sistemas de IA, ya que sin duda alguna se puede mejorar la toma de decisiones sin discriminar si es de Recursos Humanos, Ingeniería, Investigación y Desarrollo o Ventas. “Hoy quizás estamos acostumbrados a aplicaciones relacionadas con el área financiera, o el área de investigación, pero no pasará mucho tiempo hasta que veamos aplicaciones de IA en muchos lugares, o incluso dando soporte al internet de las cosas. Sin duda esto debe hacernos replantear nuestra capacidades y conocimientos ya que vamos a requerir personas con capacidad de gestión utilizando estas tecnologías”, indica David Iacobucci, director de ventas de CenturyLink en Chile.

Ignacia Guell, Customer Advisory en SAS Chile, sostiene que la inteligencia artificial tiene varias aplicaciones posibles, desde reconocimiento de imágenes, análisis contextual, máquinas de búsqueda y detección de anomalías, entre muchas otras. Y cada una de estas, está abriendo un mundo de posibilidades para cada una de las industrias. “El área de la salud cuenta con millones de exámenes médicos como escáner o radiografías, y la inteligencia artificial colabora a procesar e interpretar esos exámenes para determinar el riesgo de tener alguna enfermedad, como es el cáncer. Esto ayuda a entregar una atención expedita a los pacientes que lo requieran, como también tratamientos preventivos para las personas que no estén enfermas, pero posean un riesgo de padecerlo. Esto no solo optimiza los recursos de los centros médicos, tanto personal como insumos médicos y suministración de remedios, sino que mejora la calidad de vida de las personas, entregando el tratamiento específico para cada uno y previniendo padecer enfermedades. Nos depara un mundo que tomará decisiones cada vez más automáticas, siempre basadas en los datos e información de cada uno de nuestros usuarios, clientes y entorno. La tecnología está en nuestras manos, somos nosotros quienes tenemos que ser creativos para utilizarlas en casos que mejoren nuestro día a día y así nuestra calidad de vida”, resalta.

Finalmente, a juicio de Juan Aristizábal, de SONDA, las principales aplicaciones de la IA para hacer más eficiente la operación de las empresas están relacionadas a agentes virtuales, ámbito donde se abre un nuevo canal de comunicación entre la organización, los clientes y usuarios, con el objetivo de traer una mejor experiencia a los clientes y de alguna forma optimizar los recursos. “Aplicaciones de predicción de comportamiento, diagnóstico de enfermedades y análisis de contenidos, son áreas donde la IA está bastante avanzada. Sin embargo, veo que en el futuro hay mucho por hacer, pues muchos de los datos que cada organización puede colectar y almacenar todavía no son utilizados por ninguna de las nuevas tecnologías. El uso integrado de tecnologías como IA, IoT y red 5G conectadas a través de aplicaciones con minería de datos y big data, pueden generar nuevos algoritmos y aplicaciones de IA, como la predicción de necesidades de los clientes y anticipación de estas necesidades, funcionalidades claves para el retail o cualquier organización que lidie con clientes o usuarios empoderados”, concluye.

Tips para implementar y usar IA en las empresas

Consejos de Juan Aristizábal, gerente regional End User Support de SONDA

  • Establezca cuáles son los objetivos de la organización de corto, medio y largo plazo.
  • IA por sí sola no es nada, hay que aplicarla correctamente al negocio, a la operación y a los grandes volúmenes de datos.
  • Analice qué áreas y/o aplicaciones de IA puede utilizar para alcanzar a estos objetivos de manera que estén en línea con las estrategias de la organización.
  • Revise sus procesos, vea donde pierde mucho tiempo, seguramente será el mejor lugar para implementar IA.
  • Recolecte informaciones de línea base de los indicadores clave de desempeño (KPIs) de la organización que busca mejorar en las aplicaciones de IA.
  • Las aplicaciones que interactúan con los usuarios deben ser planeadas e implementadas en fase para que los ciclos sean controlados, y el resultado pueda ser medido y comparado con una línea base de informaciones.
  • Implemente PDCA a las aplicaciones de IA, pues ellas tienen que ser enseñadas y alimentadas con informaciones, principalmente informaciones de los usuarios y clientes (feedbacks).
  • Entrene a su personal para que pueda gestionar las IA, pues ellos son los que detentan los conocimientos operacionales. Estos conocimientos pueden mejorar las aplicaciones y dejar la operación más efectiva.
  • No espere que la tecnología de IA cambie su empresa, cambie su empresa usando tecnología de IA.
  • Nunca subestime al usuario y/o consumidor.
  • Utilice la diversidad de sus colaboradores para alimentar una IA que esté al servicio de usted y no al revés.
  • Piense en proactividad, no espere que un cliente le pida lo que necesita.
  • Use sus equipos para crear y pensar, las tareas pesadas y repetitivas quedan con la IA aplicada adecuadamente.
  • Si usted espera que otros prueben esta tecnología antes que usted, puede que su empresa no perdure para ver los resultados de los demás.

Publicado en: SearchDataCenter

 

Noticias relacionadas

Contáctanos
Selecciona un país
Empresa
Nombre
E-mail
Servicio de interés
Mensaje