Noticias

Cómo la tecnología y la conectividad cambiará la medicina en los próximos años

Cómo la tecnología y la conectividad cambiará la medicina en los próximos años

Robots que pueden realizar precisas cirugías, dispositivos wearables que entregan información en línea de los pacientes a los hospitales y el reemplazo de papeles por fichas médicas electrónicas, son avances que ya se están viviendo en Chile y el mundo. Pero – según los expertos- es la punta del iceberg de lo que promete la generación, transmisión y análisis de datos en el rubro de la salud y en los recintos hospitalarios.

1.- Inteligencia Artificial y Machine Learning

Claramente, la Inteligencia Artificial y la manera en que esta aprende (Machine Learning) en situaciones específicas es y será una de las protagonistas en tecnología y medicina. Para José Fernández, gerente clínico de Rayen Salud, “claramente con las herramientas de Inteligencia Sanitaria podríamos tener un gran impacto en la forma de hacer salud, precisamente porque actuaríamos con mayor información en la toma de decisiones”.

Por ejemplo, ambas tendencias permitirían un apoyo en la decisión clínica de los gestores, reduciendo los riesgos y elevando los resultados sanitarios, “sumando elementos de Benchmarking sanitario en tiempo real”, agrega Fernández.

Por ejemplo, Google, a través de DeepMind, ha trabajado en el desarrollo de IA para diagnosticar enfermedades a partir de escáneres médicos, lo cual podría convertirse en la primera aplicación significativa de IA en salud. DeepMind ha analizado datos de miles de escáneres de retina para programar un algoritmo de inteligencia artificial para que detecte signos de enfermedades oculares con mayor rapidez y eficiencia que especialistas humanos.

2.- Blockchain podría ser la solución en el manejo de listas de espera

Otra tendencia que podría irrumpir rápidamente en el sector salud es el blockchain. Quizá las criptomonedas es lo más visible, pero la verdad es que esta tecnología de bloques puede aplicarse a diversas industrias.

Para hacerse una idea, un estudio de KPMG concluyó que sólo en EEUU, la inversión en blockchain durante el primer semestre de 2018 ya supero a la totalidad realizada en 2017. Esto se reafirma con otro estudio (de IDC) que indica que el gasto mundial sólo en tecnología de criptoactivos será de US$1,5 mil millones en 2018, lo que también corresponde al doble de la cantidad gastada en 2017. Incluso, esta consultora agrega que el gasto mundial en soluciones relacionadas con la blockchain, alcanzará los U$11,7 mil millones en 2022, con una tasa de crecimiento anual de 73,2% entre 2017 y 2022.

“El blockchain también podría ser una tecnología que, aplicada en salud, podría tener enormes beneficios, por ejemplo, en el acceso a información de manejo de listas de espera, de certificación de entrega de ciertos beneficios y en el manejo por parte del paciente de su propia información clínica”, comenta Fernández. P

3.- Robótica: el comienzo de la era del Cirujano 2.0

Otro paso para mejorar la precisión en medicina y más concretamente en cirugía, es la robótica, ya que permite reducir considerablemente el margen de error humano en las operaciones. Sin embargo, el uso de nuevas herramientas exige un trabajo intenso de parte del médico cirujano, por lo que se vuelve insustituible.

Además, la labor del médico se incrementa 30%, pues éste debe tener cálculos muy precisos porque la máquina depende en gran medida de los datos que se carguen en su memoria para cada intervención”, comentan en SAP.

Otra área es la utilización de robots de diagnóstico médico, utilizando IA (hay robots con un más de un 93% de efectividad). “Asimismo, ya estamos siendo testigos de nuevos tratamientos utilizando ingeniería genética e inmunología, que se traduce en vacunas y tratamientos más efectivos e inocuos”, explica Óscar Cerda, gerente de Unidad de Salud de Sonda.

4.- Ciberseguridad: cuidado con los wearables

Pero la incorporación de tecnología en cualquier área, supone también un aumento del riesgo de ciberseguridad. Tanto por parte de los wearables, como de los datos que circular entre pacientes y médicos. “Son datos médicos personales sensibles. Cuando se auto recolectan y almacenan voluntariamente, con un tercero como un fabricante de dispositivos entonces la necesidad de proteger los datos puede no ser una preocupación para el usuario”, dice Tony Anscombe, especialista en seguridad informática de ESET. Una investigación realizada en el 2017 por Kaspersky Lab mostró la gran cantidad de dispositivos médicos que exponían información privada de pacientes. “Los que son aprovechados por los criminales para otros tipos de ataques como la instalación manual de ransomware en servidores y la denegación de servicio al sistema de salud”, dice Thiago Marques, analista de seguridad para Kaspersky Lab, América Latina.P. 

5.- Historia clínica y ficha médica online

Un análisis de Everis sobre las principales tendencias tecnológicas en el área salud a nivel latinoamericano, indica que la interoperabilidad de la Historia Clínica Electrónica o Ficha Clínica) en redes de salud es fundamental. Sin embargo, según el informe, “el sector hospitalario público sigue bastante rezagado en su implementación, con serias dificultades para financiar el proceso de modernización. Entre las causas están la inestabilidad económica de algunos países; fracasos de proyectos previos, falta de personal especializado y, por qué no decirlo, la poca visión y el limitado compromiso de los gobiernos de turno con la eHealth”, indica Everis.

Sin embargo, hay razones para el optimismo. Se están viendo notables esfuerzos públicos para impulsar políticas de eSalud y despliegues nacionales de plataformas de Historia Clínica Electrónica. “Con todo, en 2018 veremos iniciativas públicas de implantación de sistemas de HCE lideradas por gobiernos municipales, provinciales, y/o regionales”, detalla el informe.

6.- La nube también es un pilar de médicos y pacientes

El mismo estudio de Everis, indica que el modelo de suscripción de software crecerá de forma moderada pero firme con la Historia Clínica Electrónica en la nube. Especialmente, en el segmento de hospitales privados medianos y pequeños, impulsado por sus bondades económicas y financieras.

“Los sistemas públicos, que pueden beneficiarse enormemente de modelos Cloud -que en principio se ajustarían mejor a su realidad presupuestaria y su déficit de infraestructura tecnológica- se topan con las limitaciones de sus respectivas normativas de contratación y la desconfianza que aún genera, por falta de conocimientos reales, la tecnología Cloud en cuanto a la seguridad de los datos”, argumenta el análisis.

No obstante, según el “Estudio de Adopción del Cloud Computing en Hospitales de Latinoamérica” recientemente realizado por eHealth Reporter, 9 de cada 10 encuestados se mostraron abiertos al empleo del Cloud Computing en su organización.

7.- Movilidad, aplicaciones y la fuerza de la tecnología 5G

La conectividad es una de las principales condiciones habilitantes para el proceso de Transformación Digital en Salud. En este aspecto, “Las mejoras tecnológicas en los ámbitos propuestos por las redes 5G, permitirían habilitar nuevos modelos de atención fuera del tradicional box médico, abriendo posibilidades de espacios virtuales de atención y de que los propios equipos de salud puedan ampliar su cobertura hacia donde están los pacientes y sus necesidades sanitarias”, explica José Fernández, de Rayen Salud. Algo en que coincide Oscar Cerda, de SONDA: “La conectividad 5G y las que se desarrollen en el futuro son vitales para la telemedicina”.

Incluso, una mayor masificación de este tipo de servicios, “puede facilitar el camino hacia una Medicina que dé respuesta de verdad a las necesidades del usuario o el paciente, avanzando hacia la Medicina 5 P (Personalizada, Predictiva, Preventiva, Participativa y Poblacional)”, según indica Martín Kozak, country manager de InterSystems.

8.- Hospital Digital: el nuevo concepto que podríamos ver en la próxima década

Con todos los avances y tendencias tecnológicas que actualmente se están viendo, gracias -principalmente- a los datos, ¿en qué estará el sector salud en diez años más?.

Según Marco Terán, director de Desarrollo Digital de Fundación País Digital, el principal cambio que verán los pacientes es el paso del papel a lo digital.

“La concreción última de este avance, se materializará en lo que se conoce como Hospitales Digitales, actual desafío de la administración Piñera, que son plataformas que contendrán la información clínica disponible para los distintos centros médicos, así como también para el propio paciente”, dice Terán.

De este modo, los ciudadanos podrán acceder a sus fichas médicas, controlar sus listas de espera, acceder a pastilleros electrónicos, agendar horas médicas, comparar el precio de sus medicamentos entre distintas farmacias y hasta solicitar interconsultas virtuales.

Este sería un importante avance en materia de interoperabilidad entre las instituciones de salud tanto públicas como privadas. “Actualmente, hay consenso de la importancia de la adopción en el intercambio de información entre las instituciones de salud”, dice Terán, ya que estándares como SNOMED (homogeneizar vocabulario de productos y términos clínicos), HL7 FHIR (facilitar el intercambio electrónico de información clínica) y DICOM (intercambiar imágenes médicas y conectividad de dispositivos) son utilizados como vocabulario en las conversaciones relacionadas a informática médica, “y los Hospitales Digitales avanzarán en esta materia”, concluye el especialista de Fundación país Digital.

Por su parte, Ricardo Meneses, ingeniero de Soporte de Furukawa Electric Latam en Chile, afirma: “Hay que considerar que los hospitales son los ambientes de misión crítica más importantes, pues tratan directamente la salud. Por lo tanto, los sistemas de comunicación no pueden interrumpirse. La forma en que se trata al paciente, aunado a la necesidad de crear un proyecto que cumpla con las expectativas de las personas”.

Reportaje publicado en: “La Tercera”