Publicaciones

La nube avanza a su consolidación

24/05/2018
Juan Ernesto Landaeta
Gerente Corporativo de Servicios de Data Center y Cloud de SONDA

Aunque sólo el 22% de las empresas en el país tiene una estrategia "Cloud First" un tercio quiere aumentar el gasto en esta tecnología en 2018, según IDC.

El próximo lunes se vivirá en el país una nueva edición del CyberMonday, evento donde los sitios de comercio electrónico ven aumentadas sus visitas en alrededor de 10 veces respecto a días normales. En su última edición, realizada en noviembre, las ventas superaron los US$ 190 millones, de acuerdo a la Cámara de Comercio de Santiago, y, en esos casos, la flexibilidad de la nube es clave para que los retailers logren dar espacio a una demanda que necesita ser escalada rápidamente y por un tiempo acotado, dicen los expertos.

Es justamente el comercio uno de los sectores que más ha avanzado en la adopción de cloud computing, motivado por la irrupción de competidores fuertes en e-commerce, lo que ha destrabado el presupuesto de TI para este tipo de inversiones, dice el analista de Software de IDC, Jonathan Namuncura.

De acuerdo con la consultora, el uso de la nube durante los últimos años se ha elevado significativamente en Chile, sobre todo en el segmento corporativo. Hoy, cloud es el 25% del total del gasto en TI, y una de cada tres empresas está pensando en incrementar su inversión en esta tecnología para este año. A nivel de madurez, sin embargo, el especialista comenta que "sólo el 22% de las empresas del segmento corporativo del país ha definido una estrategia de "Cloud First". Más de la mitad de los CIO entrevistados definió a su organización en estados de madurez intermedia. En el otro extremo, con un nivel de madurez bajo, se encuentra la industria financiera, básicamente por temas regulatorios".

El gerente de Productos TI de Entel, Fernando Norero, dice que el uso de cloud en Chile se mantiene con crecimientos "muy superiores' a otras líneas de servicio TI, 'y va del orden de 25% año contra año".

En su opinión, herramientas de mensajería y comunicación, como correo electrónico y otras, ya han sido migradas a la nube, mientras que alrededor de la mitad de los clientes de la compañía ya tiene alguna carga de servidores virtuales o, incluso, está incorporando tecnologías más recientes, como contenedores sobre algún servicio de nube, optimizando la operación de los servicios tradicionales de TI.

Y es que, de acuerdo al country manager Cloud de IBM Chile, Manfred Loebel, el rol de la nube está cambiando: la primera fase se basaba en la reducción de costos y flexibilidad, una etapa en que las empresas buscaban capacidad de cómputo y almacenamiento barato. "Ahora, Chile se está moviendo a una fase en que la nube es un motor para la innovación y un habilitador de la transformación digital de las compañías; cambio imperioso en la era digital, en donde los consumidores finales esperan todo a la velocidad y disponibilidad de una app móvil", afirma.

"La nube, en sus versiones pública, privada o híbrida, reemplazará a prácticamente todas las plataformas informáticas existentes hoy", complementa el gerente general de Redvoiss, Alberto Mordojovich.

Los desafíos

Frente a este cambio de paradigma, todavía hay algunos temas por resolver para avanzar hacia la consolidación del cloud en el país. Para el director comercial internacional de Soluciones Orión, Víctor Muñoz, los desafíos pasan por las normativas actuales con respecto al tratamiento del dato. "Los gobiernos aún no entienden la nube y eso provoca que las leyes vayan avanzando a un ritmo lento y no se adapten a las necesidades del mercado", explica, y a esto agrega la "nula oferta" de profesionales especialistas en cloud, por una "escasa formación" en la materia que tienen los programas de ingeniería y que deja a las empresas con un desafío importante de preparar a sus equipos para enfrentar este tipo de proyectos.

De hecho, según el gerente corporativo de Servicios de Data Center y Cloud de SONDA, Juan Ernesto Landaeta, todavía existe desconocimiento sobre cómo opera el cloud y eso genera desconfianza. "Muchas veces se habla de que al irse a la nube uno se ahorra entre un 20% y un 30%, y en algunos casos se podría llegar a un 40%, pero a pesar de esto todavía hay quienes no están seguros de hacer este cambio, pues además del tema técnico, se requiere un cambio de mentalidad, abrir la mente a la transformación".

En paralelo, las oportunidades de crecimiento del cloud son enormes.

"Hoy sabemos que la información y los datos son el principal activo de las compañías", señala el country manager de InterSystems, Martín Kozak. "En este sentido, el cloud permite centralizar, almacenar y resguardar la información y los datos corporativos en un solo lugar, de manera que las organizaciones puedan acceder a ellos de manera segura, en cualquier momento y desde cualquier lugar", acota.

También publicado en "Diario Financiero"