Noticia

SONDA lanza solución que garantiza la trazabilidad del Agro

La solución de SONDA brinda a los agricultores una herramienta de apoyo a la producción limpia para que sus productos agrícolas cumplan con las exigencias actuales y futuras de un nuevo tipo de consumidores que exigen en la rotulación todos los antecedentes del alimento.

27/10/2005

Una solución para administrar los campos que asegure la trazabilidad de la fruta e incorpore las normas y buenas prácticas europeas en materia agrícola es lo que resuelve SONDA con su nuevo Sistema de Gestión Agraria.

Esta herramienta permitirá administrar todo el proceso de un cultivo, empezando por los campos, pasando por la producción y las ventas, hasta llegar al balance y estados de resultado; reconociendo el protocolo europeo (EUREP – GAP) que indica buenas prácticas para todas las etapas de la producción agrícola, que busca prevenir las contaminaciones químicas, físicas y biológicas.

En este sentido, la principal ventaja es que el agricultor podrá saber cuál es la utilidad de una determinada variedad de frutas, hortalizas o verduras, la cantidad de los insumos utilizados, cómo se manejó la mano de obra y las maquinarias invertidas en cada centro de costo, así como la información de cuándo y cómo se realizó una labor específica. Esto, a su vez hará que se cumpla el conjunto de recomendaciones técnicas de la producción, embalaje, conservación, transporte y comercialización de los productos campesinos.

Alfonso Escobar, Subgerente de Sistema de la División Sistemas de Gestión de SONDA, explica que “esta solución permite exportar a Europa con la tranquilidad de estar enviando lo que ellos llaman alimentos sanos, porque van a recibir un producto con trazabilidad que puede confirmar su calidad e inocuidad. Ahora estamos trabajando para incorporar la normativa que exige EE.UU., para que nuestros agricultores puedan decir de qué huerto proviene tal o cual alimento”.

Acerca de las Buena Prácticas Agrícolas

En la actualidad existen varios sistemas reconocidos mundialmente para la aplicación de Buenas Prácticas Agrícolas. La mayoría de ellos proviene de exigencias que generan asociaciones de comercializadores de productos frescos, donde el protocolo de mayor reconocimiento corresponde a Euro-Retailer Produce Working Group (EUREP-GAP); y donde también se encuentra el protocolo de United Fresh Fruit an Vegetable Association (UFFVA). Estos protocolos abarcan todas las etapas de la producción agrícola, intentando prevenir las contaminaciones químicas, físicas y biológicas.

Por exigencia de las Buenas Prácticas Agrícolas los productores deben estar en capacidad de demostrar su compromiso con el mantenimiento de la confianza del consumidor en la calidad y seguridad de los alimentos, la minimización del impacto negativo en el ambiente mientras se conserva la naturaleza y la vida salvaje, la reducción en el uso de agroquímicos, la mejora de la utilización de los recursos naturales y, el aseguramiento de una actitud responsable hacia la salud y seguridad de los trabajadores.