Columnas

Desafíos de la industria financiera en un entorno altamente digitalizado

Desafíos de la industria financiera en un entorno altamente digitalizado

La industria financiera ha estado históricamente comprometida con la solidez, eficiencia y tecnologización del sector. De hecho, esta industria es la que históricamente más invierte en TI en relación a sus ingresos. La transformación digital ha contribuido aceleradamente a que esa brecha de inversión en tecnología versus otras industrias, siga acentuándose.

En el contexto de la revolución digital, las organizaciones de banca, finanzas, seguros y pensiones enfrentan una serie de desafíos transformacionales que apuntan a lograr mayor eficiencia, agregar valor a su negocio, entregar mejor servicio a sus clientes y usuarios, así como crecer en un entorno altamente competitivo. Muchos de ellos ya se han dado cuenta de que más que resistir los embates del mercado (competencia directa, Fintechs, regulación) deben centrarse en la capacidad de transformarse, no sólo hoy, sino en la generación de un círculo virtuoso de constante aprendizaje y evolución.

En el pasado, el tamaño de un banco se medía, entre otros factores, por la cantidad de sucursales que ponía a disposición de sus clientes. Con la digitalización de gran parte de sus servicios, los que hoy se pueden realizar de manera remota, se ha generado una constante disminución del número de sucursales, las que a han debido transformarse para entregar una experiencia cliente personalizada y única. En este sentido, hay bancos que han optado por modelos donde las sucursales son mucho más que esto y pasan a ser lugares de encuentro donde se puede acceder a otros servicios; otros han decidido inyectar mucho más tecnología para agilizar la atención, y hacerla más eficiente. En esto, juegan un rol importante las tecnologías disruptivas, como IoT (Internet of Things), RPA (Robotic Process Automation) e IA (Inteligencia Artificial).

En el entorno altamente competitivo, es clave aumentar los canales y puntos de venta de servicios, ampliádolos a la web, apps, cajeros y a cualquier punto de contacto presencial, como los mesones de atención. Esto implica disponibilizar plataformas de venta que agilicen los procesos y que aseguren transacciones seguras.

En el ámbito de la seguridad, que es crítico para esta industria, al disminuir la interacción presencial y propiciar los canales remotos digitales: web, App, y teléfono, cambian los parámetros de riesgo, por lo que se debe contar con sistemas robustos, que estén diseñados de manera eficiente y que cuenten con los más altos estándares de ciberseguridad (arquitectura, interfaces, operación). Estos canales requieren estándares tan exigentes de seguridad como la que se dispone en las sucursales físicas, por esto, los desafíos que estas herramientas digitales traen consigo deben enfrentarse de manera integral, pues la seguridad perimetral no basta para resguardar su integridad, y se debe trabajar en el diseño de aplicaciones, arquitectura de redes, interfaces e incluso transformar la operación de las mismas.

La evolución de las entidades reguladoras, que también están transformando sus procesos para hacerlos más efectivos y ágiles, trae consigo la necesidad de alinearse con sus requerimientos para responder de manera eficiente y rápida, minimizando los esfuerzos para su cumplimiento. Esta interacción irá evolucionado a mecanismos en los que la entidad reguladora estará embebida en los procesos que supervisa, analizándolos en tiempo real.

La competividad de la industria también trae consigo el desafío de optimizar integralmente toda la operación de las instituciones, automatizando tareas mediante el uso de tecnologías disruptivas del tipo RPA , lo que se potencia exponencialmente con la integración de IoT, Big Data, Machine Learning e IA. Todo esto haciendo uso de arquitecturas cloud y amparado en las mejores prácticas de ciberseguridad.

La diferenciación de clientes, hoy más variada que nunca, requiere plataformas de interacción que se ajusten a sus necesidades, hábitos y perfiles, para entregar experiencias de cliente que estén alineadas con estos factores, entregando una atención personalizada que se traduce en una ventaja competitiva frente a otros proveedores.

Por último, el modelo de open banking, empujado principalmente desde Europa, trae consigo la necesidad de contar con una plataforma robusta, transparente y confiable para interactuar con los distintos actores de la industria, sus socios, la competencia y el regulador.

Estos son los desafíos inmediatos que están enfrentando las instituciones financieras. Los proveedores de soluciones y servicios TI disponemos de una oferta integral, diseñada específicamente para responder de manera eficiente a estas necesidades, permitiéndole a las organizaciones que integran esta industria navegar exitosamente en los mares de la revolución digital.

AMS

Conozca los beneficios que nuestra solución AMS (Application Management...

AMS
Ver más

Noticias relacionadas

Contáctanos
Selecciona un país
Empresa
Nombre
E-mail
Servicio de interés
Mensaje