Un Sistema de Trazabilidad para el ganado bovino de Uruguay que asegura la calidad sanitaria

Cliente: Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Gobierno de Uruguay Industria: Gobierno Solución: Sistema de Identificación Ganadera

Resumen

A partir del año 2004, el Gobierno de Uruguay creó un sistema nacional de identificación ganadera en el marco de la lucha contra la fiebre aftosa, atendiendo los exigentes requisitos sanitarios de los mercados internacionales. A partir de un sistema de trazabilidad grupal vigente en Uruguay hasta ese momento, la solución provista por SONDA logró implementar un nuevo sistema mediante la incorporación de TI e identificadores RFID para los animales.

La mejora se estructuró en torno a varios pilares: una base de datos segura, confiable y actualizada en tiempo real; un procesamiento óptico de formularios; y la integración con el sistema de información geográfico. Adicionalmente, SONDA construyó y ha venido gestionando un Datacenter especializado. Desde fines de 2006, el sistema ya es obligatorio para la trazabilidad individual bovina.

Necesidad de Negocio

Una problemática mundial

Hasta comienzos del 2004, Uruguay accedía con sus carnes a la Unión Europea a través de su sistema de trazabilidad grupal; sin embargo, con la aparición en Inglaterra de la “enfermedad de la vaca loca” (1986) y en Japón de formas atípicas de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (1996) en seres humanos, transmitidas a través de ciertos alimentos, el gobierno uruguayo consideró indispensable la implementación de un sistema complementario de trazabilidad individual para todos sus animales.

De esta manera, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, llamó en septiembre del 2002 a una licitación pública para desarrollar el Sistema Nacional de Información Ganadera (SNIG), a objeto de controlar las etapas en la vida de un animal y su posterior comercialización, garantizando el origen e inocuidad de los alimentos.

SONDA Uruguay en conjunto con un consorcio de empresas del sector tecnológico, se adjudicó el proyecto en octubre del 2003, adquiriendo el desafío para los próximos años de incorporar tecnología en los procesos productivos, para pasar de un sistema basado en la identificación grupal a uno individual.

Solución

Solución: la Tecnología RFID

El proyecto consideró la superposición entre el antiguo sistema de trazabilidad grupal, basado en papel, y un nuevo sistema de trazabilidad individual basado en la identificación electrónica del ganado. La tecnología RFID fue la que presentó mayores ventajas en la habilitación de la trazabilidad individual, por varias razones. En primer lugar, sus costos son compatibles con la cadena de valor en consideración. Además, es una tecnología madura y segura, en el sentido de que presenta la durabilidad, resistencia, e integridad requeridos. Finalmente, y este es un aspecto fundamental, probó ser enteramente compatible con la cultura del campo, lo que en caso contrario habría imposibilitado su adopción.

El proceso se inicia con el nacimiento de una res, a la que se asignará un número identificador único. Éste estará presente en dos dispositivos que portará el animal: el primero es un identificador visual, y el segundo es una caravana RFID. Al momento de su colocación, el productor completa un formulario indicando los datos del animal, tales como número identificador, propietario, estación y año de nacimiento, sexo, raza y cruza. Luego, la información de este formulario será cargada a una base de datos centralizada, que empezará a registrar todos los eventos en la vida de la res.

En el caso de los movimientos de ganado entre productores, son los operadores de transporte los responsables de capturar la información y transmitirla a la base de datos. Para estos fines, los transportistas cuentan con lectores RFID, que extraen la información de los animales y luego la transmiten vía red GPRS a la base centralizada, junto con la información de destino de los animales. De esta forma, el sistema central cuenta con información fidedigna y actualizada respecto al estado y ubicación de cada res.

Resultados

Beneficios tangibles

En un país como Uruguay, en que más del 75% de su producción ganadera se destina a la exportación, es indispensable asegurar la calidad sanitaria de sus productos cárnicos. La solución entregada por SONDA otorga un factor diferenciador a la hora de lograr ventajas comparativas, al cumplir con estándares de calidad internacionales.

Además, unifica la información de la comercialización del producto y provee a los consumidores de un producto confiable, de origen conocido y obtenido a través de un proceso eficaz, fortaleciendo la imagen de país seguro y de calidad alimentaria.

Beneficios

  • Sistema de Información Geográfica
  • Software de procesamiento de documentos
  • Transmisión de datos en tiempo real
  • Más de 5 millones de animales identificados con tags RFID
  • Datacenter