Sistema de Cédulas de Identidad y Pasaportes: uno de los grandes proyectos de modernización de servicios públicos

Cliente: Gobierno de Chile (Servicio de Registro Civil e Identificación) Industria: Gobierno Solución: Sistema de Identificación, Cédula de Identidad y Pasaportes de Chile

Resumen

Hasta hace unos años, cualquier chileno que quisiera viajar al exterior necesitaba visa para llegar a diversos destinos, y la solicitud de cédula de identidad o pasaporte significaba un trámite complicado, mientras que la pérdida de alguno de estos documentos podía convertirse en una gran pesadilla.

Sin embargo, esto cambia radicalmente luego de que SONDA se hiciera cargo del Sistema de Identificación, Cédula de Identidad y Pasaportes de Chile, que generó enormes beneficios para la comunidad y constituyó un proyecto tecnológico sin precedentes para un servicio público.

El gran impacto provocado por este proyecto es visible en diversos ámbitos, tanto en el Gobierno, como la fuerza policial, investigaciones y sectores relacionados con la identificación de personas y con la seguridad ciudadana.

Necesidad de Negocio

Buscando una renovación profunda

Hacia 1998 la Dirección Nacional del Servicio de Registro Civil e Identificación de Chile (SRCeI) estimó imperativa la renovación de los procedimientos para captar y administrar datos de identificación de las personas, así como la emisión de nuevos documentos de identidad (cédulas) y de viaje (pasaporte), con el objeto de alcanzar los estándares internacionales de seguridad y evitar el aumento de delitos derivados de la falsificación de los mismos.

Fue así como a mediados de 1999 se llamó a una licitación internacional y, tras un exhaustivo proceso de evaluación, el proyecto de Outsourcing Integral “Nuevo Sistema de Identificación Civil, Cédula de Identidad y Pasaporte” fue adjudicado a SONDA, quien integró la tecnología de diversas empresas – como De La Rue, experto en producción de documentos de seguridad y NEC, proveedor de la tecnología biométrica – para garantizar la máxima calidad en todos los procesos que se estaban externalizando y que finalmente terminaron en un BPO (Business Process Outsourcing) de identificación.

Solución

Un aporte tecnológico

SONDA realizó el diseño global de esta solución, la cual implicaba hacerse cargo de todo el proceso tecnológico detrás del nuevo sistema de identificación, es decir de la producción de cédulas de identidad y pasaportes, así como de la implementación de la nueva base de datos de identificación biométrica, el desarrollo de un sistema informático y la instalación de quinientas estaciones de captura de datos. Todo ello para llevar a cabo exitosamente todos los procesos relacionados con la solicitud, fabricación y entrega de información y documentación que acreditara que la persona que porta un documento de identificación es quien dice ser.

Una de las principales innovaciones del proyecto fue la implementación de un sistema computacional central de identificación, que contiene una base de datos de identificación biométrica que almacena imágenes digitalizadas de la fotografía, firma e impresiones dactilares de la persona. Este sistema centralizado permite verificar la identidad de un individuo -vivo o fallecido- desde cualquier parte del país, en forma inmediata y automatizada. Incluso posibilita confirmar la identidad de una persona que no porta su documento de identificación, así como el retiro por parte del solicitante de la cédula de identidad o pasaporte desde una oficina distinta a la que acudió para adquirirlo.

Para construir esta base de datos, fue necesario digitalizar más de 28 millones de fichas índices y decadactilares que contenían la información de los ciudadanos chilenos. Toda esta información se transformó a través del proceso de digitalización masiva, el que permitió que el SRCeI cuente hoy con una importante base de datos, de las personas vivas y fallecidas, sean estas chilenas o extranjeras residentes en Chile.

Otro cambio importante, correspondió a las nuevas estaciones de trabajo para la captura de los datos con los que se generan los documentos. Antes eran tomados de manera íntegramente manual, hoy se hace en forma digital. Así, la firma, la fotografía y la impresión dactilar de las personas pasan directamente al banco de datos de identificación.

 

Resultados

Resultados que hablan por sí solos

La puesta en marcha de este BPO permitió que la producción de documentos aumentara en un 60% y un incremento en su demanda por parte de los ciudadanos, pues hasta octubre de 2004 se han emitido 4.861.384 cédulas de identidad y 369.976 pasaportes, sin que existan hasta la fecha casos concretos de adulteración real.

Sin embargo, los logros no se limitan al ámbito de las cifras. Además, el nuevo sistema generó un gran impacto en diversos ámbitos, como el Gobierno, las fuerzas policiales, y especialmente en los sectores que están directamente relacionados con la identificación de personas y con la seguridad ciudadana.

Beneficios

  • Base de datos de identificación biométrica.
  • Nuevas estaciones de trabajo para la captura de los datos.
  • Proyecto de alto impacto en la sociedad