Columna

Ventajas de la segregación de funciones en la gestión de Fondo de Inversiones

25/10/2018
Patricio Fuentes
Gerente de Sistemas Financieros de SONDA
Entre las Administradoras Generales de Fondos (AGF), existe en la actualidad un grupo que se ha focalizado en la administración de los activos, sin ejercer la importante gestión de los aportantes. Los agentes colocadores, los cuales cuentan con importantes bases de clientes, son quienes hoy ejercen la gestión de los aportantes, sin embargo, no existe un catastro de las compañías que operan en uno u otro segmento de la cadena, como tampoco aquellas que están en las dos puntas.

Esto se debe a que normalmente las compañías se crean con giro amplio, por lo que no existe un registro en la Comisión de Mercado Financiero (CMF) que segmente por funciones ejecutadas.

En Europa, por ejemplo, donde existen los “supermercados de fondos”, estos se especializan en la comercialización de fondos de distintas partes del mundo, y ofrecen variadas alternativas de inversión de diferentes gestoras de fondos. Es lo que llamamos, Segregación de Funciones y esta actividad, permite que las compañías se enfoquen sólo en la parte del negocio en la cual presentan ventajas competitivas, dado el mercado en que se encuentran.

Cuando separamos el Negocio de Gestión de Fondos, nos encontramos con tres ámbitos: i) la compañía gestora de los activos (creadora de los fondos), ii) la compañía colocadora (administradora de los aportantes/partícipes), y iii) la compañía que realiza el proceso de negocio (BPO). Cada una de estas organizaciones presenta ventajas competitivas basadas en su especialización.

A partir de la entrada en vigencia de la Ley Única de Fondos (LUF), en nuestro país ya podemos ver tendencias en este sentido, y en Chile ya existe una compañía dedicada a la colocación de fondos de distintas organizaciones gestoras. En paralelo además, existen compañías que están solo en la gestión de portafolios de inversión.

Sin embargo, todavía como mercado financiero, debemos avanzar en la legislación para potenciar la segregación de funciones, lo que se traduce en una mejora de los controles, evitando problemas como los vistos hace un tiempo, en la valorización de las carteras entre dos compañías del sector, y generando eficiencias operativas que finalmente resultan en menores costos. Esto además permite la entrada de nuevos actores, tanto nacionales como extranjeros, lo que otorga mayor competencia y eficiencias al mercado.

En este nuevo escenario, las herramientas tecnológicas tienen un rol clave, pues son las que dan soporte al negocio y deben tener fortalezas en una o más de las funciones antes mencionadas, y disponer de una arquitectura abierta que permita la integración con otras aplicaciones de manera eficiente y segura. Además se necesitan altos grados de flexibilidad que aseguren su evolución. Finalmente, estas actividades, deben estar respaldadas por compañías proveedoras de servicios y soluciones TI que estén al nivel de estas exigencias.

La correcta evaluación de las fortalezas de cada compañía, especialmente por conocer el negocio, junto con un análisis y distribución de los costos y beneficios esperados, permitirá a las empresas reconocer el mejor lugar para situarse dentro de la cadena de procesos, para luego proceder a hacer una correcta elección de las herramientas tecnológicas que lo apoyarán en su negocio.

En SONDA contamos con más de 20 años de experiencia en el mercado financiero y específicamente en el desarrollo de soluciones para la gestión de fondos. Contamos con múltiples implementaciones exitosas, realizadas en distintas empresas del mercado de las finanzas y gestión de fondos.

Nuestra solución RealAIS AGF reúne la experiencia y conocimiento acumulado acerca de este negocio, contando con las características necesarias para evolucionar junto con el negocio y nuestros clientes, agregando valor al quehacer de las gestoras de fondos en Chile.