Columna

Una estrategia eficiente "multicloud"

06/05/2018
Mauricio Strello
Líder de Productos Gerencia Datacenter y Cloud en SONDA
Actualmente, de acuerdo al Reporte 2018 de Estado de la Cloud de RightScale, el 81% de las empresas a nivel global opera en entornos con más de un ambiente en la nube.

La adopción de una estrategia de multicloud, que consiste en el uso de múltiples ambientes de cloud, públicos o privados, considerando incluso ambientes virtuales o físicos dedicados, es una tendencia que ha penetrado incluso en el mercado latinoamericano.

De acuerdo al Reporte 2018 de Estado de la Cloud de RightScale, el 81% de las empresas a nivel global opera en entornos con más de un ambiente en cloud.  De hecho, las empresas en este estudio manejan en promedio, cuatro ambientes cloud distintos.

Este nuevo entorno híbrido muchas veces no ha sido planificado sino que ha surgido desde las necesidades de las distintas líneas de negocio o áreas de una organización, las cuales han usado la agilidad de la cloud pública para enfrentar proyectos de transformación.

En paralelo las gerencias de TI se ven enfrentadas con un inmenso desafío: cómo operar, administrar y gestionar un entorno que básicamente multiplica varias veces el tamaño del problema original, en donde, por ejemplo, se tenía un ambiente de producción on-premise y, a veces, un entorno de recuperación ante desastres, en un segundo sitio.

El primer desafío es darse cuenta de la inmensa oportunidad que trae consigo el uso de ambientes de cloud en términos de flexibilidad financiera. Ya no es necesario proyectar y presupuestar una infraestructura para tres o cinco años y esperar que su rendimiento sea el esperado, pues ahora es posible ser flexibles y eficientes para consumir los recursos de cómputo, logrando la mejor mezcla de tecnologías y plataformas sin necesidad de hacer grandes inversiones o verse atrapado por haber hecho una gran inversión en una tecnología que ya no sirve. 

Para ello, es necesario que las áreas de TI asuman un rol de cloud brokers, y le entreguen a sus usuarios, vía un catálogo de servicios y en demanda, los recursos necesarios que estos necesitan para ejecutar sus proyectos, todo ello de la forma más eficiente y segura, tanto en agilidad como en costo para la empresa.

Es imprescindible, no exponer a la empresa a vulnerabilidades, ya que a la vez que se otorgan recursos, estos se controlan de acuerdo a políticas de gobierno establecidas.

Para que ésta manera de trabajar funcione, se necesita un nuevo enfoque, que nosotros llamamos “multicloud gestionada”. Esta consiste en flujos de trabajo y controles necesarios que están sumergidos en una cadena automatizada y centralizada. La automatización es clave aquí, pues no es posible abordar este desafío con esquemas de trabajo serializados, ya que éstos no escalan a los volúmenes de requerimientos presentes en los ambientes modernos, y aún más, en la práctica, anulan las ventajas de agilidad y flexibilidad entregadas por los ambientes cloud.

Hay algunos principios básicos que rigen un servicio de “multicloud gestionada”, los que se pueden resumir en “automatizar para acelerar”. Esto incluye, controles y aprobaciones que también deben ser modelados e incluidos en la capa de automatización; disponer de una “capa de abstracción” para tratar a todos los distintos ambientes de cloud de la misma manera, o, dicho de otro modo, un único sistema desde donde monitorear, administrar y gestionar todas las plataformas cloud presentes. Es como si habláramos del mítico “anillo único” de los libros de J.R.R. Tolkien. 

Finalmente de forma intrínseca, se incorpora la “gestión de costos”, para que además de asignar y rastrear los recursos, sea posible incorporar la capacidad real de optimizar el gasto en los distintos ambientes, así como comparar, proyectar y planificar el despliegue de ambientes existentes y nuevos.

Pero, ¿cuáles son las funcionalidades que debería entregar un servicio que nos proporcione esta “multicloud gestionada”? 

De esta manera, independiente de la infraestructura montada en la base, que podría incluir el uso de containers, un servicio de “cloud gestionado” permite monitorear, operar, automatizar, asignar y rastrear los recursos utilizados, proyectar y optimizar los costos, llevar inventarios, mantener la salud, tener un catálogo de servicios eficiente, entre otras tareas, para múltiples plataformas tecnológicas desde una perspectiva centralizada y única, apoyando así a las gerencias de TI en su transformación a convertirse en un efectivo socio de negocios dentro de su empresa.

El servicio Managed Multicloud, es nuestra respuesta a las necesidades y desafíos de empresas que están buscando cómo superar los desafíos mencionados. Managed Multicloud de SONDA, combina la tecnología, los recursos de automatización y el conocimiento experto para ofrecer un servicio de “multicloud gestionado” con todas las características y beneficios que hemos mencionado muy rápidamente, de manera de apoyar a la transformación de las áreas de TI en los honest cloud brokers que sus empresas necesitan.