Banco Hipotecario de Uruguay se moderniza y reduce riesgo crediticio con Sistema Integral de Gestión Bancaria de SONDA

 

Banco Hipotecario de Uruguay se moderniza y reduce riesgo crediticio con Sistema Integral de Gestión Bancaria de SONDA

Cliente: Banco Hipotecario de Uruguay (BHU) Industria: Banca Solución: Banca y Finanzas e Integración de Sistemas



Banca

Resumen

El desafío de Banco Hipotecario de Uruguay, principal institución financiera que otorga créditos hipotecarios en el país, no era menor: debía pasar del papel y aplicaciones obsoletas a contar con un sistema actualizado que le permita mejorar la información de sus clientes, reducir el riesgo de su cartera y mejorar su propia gestión.

Para esto, luego de evaluar distintas propuestas, se decidió por la solución de SONDA, Sistema Integral de Gestión Bancaria, que le permitió ponerse en sintonía con los nuevos tiempos para continuar con la importante labor que cumple para dar acceso a viviendas a una gran parte de la población en Uruguay.

Perfil Cliente

El BHU es una tradicional institución estatal creada en el año 1892, y cuya misión es la de facilitar el acceso a la vivienda a las familias uruguayas, a través de operaciones de crédito, ocupando el 90% del market share dentro del país. Dentro de la sociedad, es vista con mucho afecto y alta estima ya que por generaciones, y dentro de las clases media y baja, ha permitido a miles de ciudadanos tener su casa propia.

La Misión del Banco Hipotecario del Uruguay es facilitar el acceso a la vivienda a las familias uruguayas, a través de operaciones de crédito realizadas con un eficaz manejo de los riesgos, en condiciones operativas adecuadas a un mercado de financiamiento en competencia, preservando su patrimonio.

www.bhu.com.uy

Necesidad de Negocio

Modernización de sistemas para operar en nuevo escenario legal, disminuir riesgo crediticio y mejorar eficiencia y atención a clientes

El BHU es una institución financiera cuya misión es la de facilitar el acceso a la vivienda a las familias uruguayas, a través de operaciones de crédito, ocupando el 90% del market share dentro del país. Dentro de la sociedad, es vista con mucho afecto y alta estima ya que por generaciones, y dentro de las clases media y baja, ha permitido a miles de ciudadanos tener acceso a la casa propia.

La forma en que el banco administraba los datos de sus clientes, estaba basado en dos importantes soportes, por un lado un Mainframe IBM con un software obsoleto de varias décadas atrás, en el cual se registraban datos básicos, y por el otro, un registro sostenido únicamente en papel.

Con el paso de los años, este escenario informático, suficiente en su inicio, no le permitió a la institución cumplimentar el mínimo de información requerida por las autoridades de control, situación que se tornó crítica cuando, por este motivo, el banco prácticamente tuvo que dejar de dar créditos.

Es por este motivo que en los primeros años de esta década se hace evidente la obsolescencia del sistema informático y se decide llamar a licitación internacional para la implementación de una nueva solución.

Luego de casi un año en el que el banco estudió cuidadosamente las ofertas, en el año 2005 se decide por SONDA como proveedor de la solución e implementación de un nuevo sistema, el cual se conocería como SIGB, Sistema Integral de Gestión Bancaria, y que le permitiría al BHU cumplimentar con la requisitoria legal y finalmente volver a recuperar el prestigio y la estima con la que contó en el pasado por tantas décadas para la sociedad uruguaya.

Solución

Tras un exigente proyecto de implementación cumplimentado integralmente por SONDA, el día 5 de mayo de 2008, se produce el “Big Bang”, eufemismo utilizado para describir el día en que se apagó el viejo sistema para dar paso a la nueva solución con la que a partir de ese preciso día el banco comenzaría a atender al público.

Pero remontando al comienzo del origen de la solución, es importante comprender que este proyecto, no solamente implicó un cambio radical y completo en el core del sistema bancario utilizado, sino que también fue preciso digitalizar manualmente más de 150 mil carpetas de crédito hipotecario, cada una de las cuales contenía información de los deudores, del crédito y del inmueble, entre otras, tarea para la cual se emplearon aproximadamente 100 personas para ingreso de datos y toda la logística de control necesario cuando se trabaja con tan delicada y crítica información, al punto tal que trabajaron a triple turno durante aproximadamente 2 años en los que el Banco continuó trabajando normalmente.

A esto, fue preciso sumarle equipos especializados en Gestión del Cambio, Infraestructura Informática, Capacitación y Documentación, Desarrollo de Software, Calidad de Datos y otros, que coordinaron esfuerzos que concluyeron con la salida en producción del nuevo sistema.

Durante todo este periodo, fue necesario desarrollar un sistema ad hoc en paralelo con el objetivo de reunir en forma sincrónica la información ingresada a mano por parte de los operarios, con aquella que se capturaba desde el antiguo sistema Mainframe y que también debía contemplar la nueva información que se estaba produciendo durante el presente, debido a que el banco nunca detuvo sus operaciones, ya que los créditos, entre otras operaciones, se continuaban pagando.

Resultados

Ponerse al día con la manera en que se hacen negocios en la era actual

Los beneficios obtenidos son innumerables, comenzando por comprender que la entidad contaba con múltiples sistemas contables, cuyo personal debía integrar manualmente. Contando con parte de la información en papel y otra disponible en el Mainframe, obviamente había planillas Excel sueltas, bases de datos en Access o Dbase, ahora tienen toda esa información pero en forma integrada y centralizada.

Desde el punto de vista del negocio, el banco contaba con escasa información del cliente. A pesar de que era posible conocer el vencimiento mensual en curso, no lo era respecto a meses anteriores; de hecho, se conocía el saldo pero no era posible conocer el momento en que las cuotas anteriores se habían pagado y a partir de la implementación del SIGB, la institución paso a tener un historial.

Pero también los beneficios se experimentaron respecto a la incorporación de nuevos conceptos, por ejemplo el de cliente, ya que anteriormente todo lo que existía eran créditos e inmuebles. “Si ese crédito no se pagaba en un determinado tiempo, o se entraba en morosidad, se comenzaban las actuaciones de ejecución contra ese inmueble, pero al cliente no se lo conocía” comenta Solórzano y agrega “de hecho no se lo conocía ni a él, ni a su comportamiento, ni siquiera se podía conocer su nombre a menos que se recurriera a la carpeta física de ese crédito; lo que se logró con el sistema, es la integración de toda la información y de esta manera hacer un seguimiento de cada cliente, prevenir incobrables evaluando morosidad temprana, conocer los descalces correspondientes respecto a la garantía, etc. y con ello organizar campañas propias de recuperación orientadas de acuerdo a parámetros o conveniencias propias del banco”.

Los distintos departamentos de BHU, como los que atienden a los clientes en primera instancia, o los que tasan las propiedades, pueden ahora contar con información integrada y de esta manera administrar y ver un mismo conjunto de información.

Gracias a la nueva solución, el BHU pudo implementar un nuevo sistema de scoring y de esta manera, realizar una mejor selección respecto al sujeto que toma el crédito. Anteriormente, los créditos se otorgaban únicamente en base a la simple percepción del cliente, pero sin un análisis real del perfil, lo que sí ocurre hoy en día, y que permite minimizar los índices de riesgo de la cartera crediticia.

Adicionalmente y con la nueva solución, el Banco logró realizar nuevos negocios a través de la generación de, hasta el momento, 6 fideicomisos (existen proyectos de varios más para el año en curso) integrados por créditos de baja calificación o con alta morosidad, cediéndose su administración a otra institución y de esta manera el BHU pudo cobrar el valor de venta de esa cartera, para poder hacer un fideicomiso, es clave contar con mucha información y constatada ante escribano.

“Se hizo un enorme esfuerzo para que la misma pudiera estar dentro del sistema nuevo y además implicó una migración hacia una nueva y separada cartera para poder transferirla a la nueva institución que habría de administrarla. Estas particiones de la cartera, seis en total, sólo fueron posibles porque teníamos este nuevo sistema” acota Solórzano. En definitiva, y gracias a poder contar con tan detallada información, estas operaciones le permitieron al banco capitalizarse en más de 250 millones de dólares.

Beneficios

  • Permite cumplir con todas las normas requeridas por la institución de control estatal y con ello volver a dar créditos a la población.
  • Propicia nuevos negocios.
  • Reduce del riesgo crediticio.
  • Solución integrada que permite compartir la misma información al personal que opera en el banco.
  • Implementación de nuevo sistema de scoring.

Testimonio

“La antigüedad del Mainframe era tal, que los datos que se guardaban allí eran un subconjunto de información muy básica para lo que una institución como el Banco Hipotecario requiere, y que por cierto hoy la tecnología informática puede proveer. El sistema sólo contaba con el código de identificación del crédito y poco más, el resto de información, los datos de los titulares de la cuenta, los del inmueble, garantías, el crédito, etc., todo eso estaba soportado en papel.

Se trabajó bajo mucha presión, a un ritmo frenético y contra reloj para lograr que una institución bancaria de las más importantes del país, con más de 30 sucursales y mil funcionarios, lograra en la mañana del 5 de mayo de 2008 apagar un antiguo Mainframe y salir en producción con un moderno sistema informático".

José Zeballos, Coordinador de Aplicaciones y Jefe de Proyecto del BHU-SIGB

“Ahora tenemos el conocimiento de cómo fue el proceso de amortización de cada crédito otorgado. Con el antiguo sistema era imposible tener esta información.

Con la solución de SONDA tenemos información precisa que nos permite tomar mejores decisiones basadas en los mejores rubros, ingresos o composición familiar, de modo que podemos realizar préstamos con inmejorables condiciones respecto al cobro de las cuotas y con esto disminuyen considerablemente los riesgos”.

Gustavo Solórzano, gerente de la división informática de BHU