Columnas

Telemedicina: Soluciones Tecnológicas que Acortan Distancias

Telemedicina: Soluciones Tecnológicas que Acortan Distancias

La falta de especialistas médicos en lugares alejados, de difícil acceso y comunas que cuentan con pocos recursos e infraestructura de Salud es una lamentable realidad que adquiere mayor visibilidad cuando se producen desastres naturales.

En estos eventos, también quedan al desnudo los problemas de coordinación y saturación de las redes de salud, producto del gran número de atenciones derivadas de estas catástrofes, los que agudizan aún más estas crisis.

A pesar de los avances que Chile ha logrado en los últimos años en materia de Salud, el país todavía arrastra algunos problemas típicos de economías del tercer mundo, como la carencia de especialistas de salud en el sistema público (déficit que llega a 3.800 médicos según cifras del Ministerio de Salud), la escasez de infraestructura y la centralización de la atención médica especializada en las principales ciudades, especialmente Santiago. Adicionalmente, hay otros obstáculos como factores geográficos extremos, el difícil acceso a algunos sitios y el aislamiento de las comunidades. Para hacer frente a esta situación, la telemedicina se plantea como una solución tecnológica eficiente para mejorar la atención de salud.

El 11 de diciembre de 2014 la Presidente Bachelet anunció un plan de implementación de telemedicina en los hospitales y consultorios del país. Hoy hay 110 centros con esta tecnología, entre ellos hospitales de alta y baja complejidad, y se espera que para este año se sumen 67 equipos en urgencia y consultorios. Si bien es un buen comienzo, aún es insuficiente, y falta mucho camino para desarrollar plenamente este tipo de tecnologías.

Los beneficios de una correcta implementación de la telemedicina se encuentran a la vista: reducción de listas de espera en consultorios y hospitales, soluciones a problemas médicos que no son de urgencia, acceso a localidades apartadas y atención médica oportuna a la población que se encuentre en una situación de catástrofe natural.

Las trabas para perfeccionar los sistemas de telemedicina a lo largo del país tienen que ver con decisiones políticas más que de recursos.

Como un claro ejemplo de beneficios puedo mencionar nuestra experiencia en Brasil, donde en conjunto con CISCO, la Universidad Federal de Sergipe y el gobierno, logramos que miles de niños tuvieran acceso a los recursos de la telemedicina en Clínicas de Salud Familiar para la atención especializada en inmunología y gastroenterología. Este programa está dirigido en su mayoría a gente de escasos recursos e indigentes y uno de los principales beneficios es acortar los tiempos de espera para las atenciones médicas con especialistas.

Chile cuenta con todas las condiciones necesarias para desarrollar plenamente esta solución tecnológica y así apoyar un acceso más igualitario a una salud de calidad para todos los chilenos, algo esencial para poder cumplir nuestro anhelo de ser un país más desarrollado.

Oscar Cerda
Gerente Unidad de Negocios Salud
SONDA